Phoenix canariensis – Palmera canaria
Estas palmeras simbolizan las islas y en la Gomera se ha mantenido un estrecho lazo con ellas a través de la producción de miel de palma.

 

Relato
h
Es tarde, el sol está por ponerse y el aire ya está fresco. Me preparo para ascender la palmeras guaraperas. Subir a la palmera es de por sí un arte, se tiene que tener extremo cuidado con las hojas cercanas al tronco ya que son muy puntiagudas y cortan con facilidad. Recuerdo las primeras veces, cuando aún me sudaban las manos al escalar.
Ahora es diferente, subo con destreza, las abejas son mis amigas, no las molesto y ellas a mí tampoco. Voy de una palmera a otra sin dificultades.
Cojo el formón y empiezo a raspar el cogollo a mi estilo, cada uno lo puede hacer como mejor le parece. Estoy orgulloso del mío, es un dibujo precioso y efectivo. Cuando ya he raspado toda la parte seca y la savia empieza a salir, coloco el cubo debajo. Reviso que esté seguro. Alguna vez perdí todo el guarapo por no dejar el cubo bien sujetado. Repito el proceso en otras 3 palmeras.
h
Es temprano, aún no ha salido el sol y el aire está fresco. Recolecto el guarapo de anoche, 8 litros por palmera. Lo pruebo, fresco por la mañana es cuando sabe mejor.
Congelo una parte, Pedro seguro quiere más para su kiosko, las fiestas se aproximan y cada vez más clientes lo quieren probar.
El guarapo restante lo hiervo hasta conseguir la viscosidad ideal. Y así consigo miel de palma.
Aunque existen fábricas para hacer miel, el proceso para conseguir el guarapo es completamente manual, y por eso deberíamos apreciarla como la artesanía que es.
h
Fábrica: Cubaba
Museo: Casa de la Miel de Palma

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *