La Gomera es la segunda isla más pequeña de las Canarias, es de origen volcánico y mide alrededor de 22 kilómetros (14 millas) de diámetro. La isla es muy montañosa, con su pico más alto a 1.487 metros (4,879 pies), el Alto de Garajonay.
“El Parque Nacional de Garajonay fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986. Estas altas islas volcánicas son las primeras en recibir las lluvias que llegan del oeste y han conservado los restos de un bosque rico y frondoso: laurisilva o bosque de Laurel. – en sus picos de barlovento. El bosque alberga una gran diversidad de especies de plantas, que a menudo están rodeadas por un mar de niebla que le da al bosque un aspecto mágico.”(Https://whc.unesco.org/en/list/380)
El clima es suave y con pocas oscilaciones, manteniendo una temperatura promedio ideal de 22 ºC todo el año.
La gastronomía de la isla tiene peculiaridades que vale la pena degustar; almogrote (salsa hecha con queso, hierbas y generalmente aceite de oliva), mojos (salsa hecha con diferentes hierbas, ajo y aceite), dulces, gofio (harina tostada de diferentes cereales) o miel de palma.
Valle Gran Rey, donde se encuentran los apartamentos, está  en el lado occidental de la isla, su principal atractivo son sus playas, las mejores de la isla, de arena fina, negra y agua azul puro.